Entrevista a Vania Farfán Huamán (Cusco-Perú)

Vania Farfán / Foto: Joseph Paz
“Kuskachakuy” – Festival Cuerpo Cuerpo 2019


ENCUENTRO Y RELACIÓN CON LA DANZA

Creo que como la mayoría de personas, danzantes o no, mi primer encuentro con la danza fue en el jardín y posteriormente en el colegio, donde más que nada aprendí danzas tradicionales de todo el Perú, con énfasis en las danzas del Cusco. Siempre me gustó ser parte de las actuaciones y por suerte me elegían para participar.

Al mismo tiempo que aprendía danzas tradicionales en el colegio, también hacía cursos vacacionales. Cuando tenía alrededor de 8 años, mi mamá me inscribió en un taller de ballet clásico en la Alianza Francesa y al mismo tiempo entré a ser parte del equipo de gimnasia artística de mi colegio. Ya de adolescente comencé a incursionar empíricamente, ayudandome con videos, en danzas urbanas, como el hip hop y un poco de Street dance.

Además de los talleres de danza que hice cuando era niña, hice cursos de dibujo y pintura que me gustaban mucho. Por un corto período también estuve en un taller de música, aprendiendo a tocar violín, pero no me apasionó mucho así que luego lo dejé.

Al salir del colegio, buscaba nuevas formas de movimiento, así conocí la capoeira, a la que me dediqué 4 años, aprendí un poco de artes marciales, danzas africanas y brasileñas. Años después conocí la danza contemporánea de la cual me enamoré y ahí me quedé, en ese universo infinito de posibilidades y perspectivas, donde conocí las técnicas de: Martha Graham, Merce Cunningham y José Limón, todo esto en mi primera etapa de aprendizaje. Más adelante me encontré con las técnicas de movimiento de Rudolf Laban y del Teatro físico, al mismo tiempo comencé a conocer el Contacto improvisación del maestro Steve Paxton y las técnicas de pareja como el Partnering y en los últimos 3 años conocí más de cerca las técnicas de Flying Low y Passing Through del maestro David Zambrano de quien soy devota y fiel seguidora. En el camino también me formé por varios años en Flamenco y danzas españolas. Sigo explorando e investigando nuevos lenguajes de expresión.

Las danzas tradicionales, el hip hop y el ballet clásico, fueron el principio de todo.

Debo mencionar que las técnicas de gimnasia para acrobacia son una herramienta que también complementan mi trabajo como bailarina y pedagoga. En los últimos años ha entrado con fuerza en el mundo de la danza contemporánea como una técnica de entrenamiento contemporáneo.

En mi desarrollo como bailarina, la danza contemporánea es la que más herramientas me ha brindado ya sea como pedagoga y como creadora. En la enseñanza y compartir con mis alumnos, en mi investigación y exploración de creaciones personales o colectivas, me ha permitido incorporar las herramientas de la capoeira, gimnasia, danzas tradicionales y danzas urbanas. Pero dentro de todas estas técnicas, con las que más me identifico y más cómoda me siento es con el Flying Low y Passing Through, ya que son herramientas muy sencillas y al mismo tiempo complejas y completas en relación al espacio, el tiempo y la energía, se complementan la una con la otra y al mismo tiempo son herramientas que para mí representan un modo de vida, porque en ellas se refleja cómo nos movemos en la vida y en el cotidiano, cuánto das y cuánto recibes, es muy interesante porque en el camino también te de-construyes y de-construyes todos los conceptos de danza preconcebidos y empiezas a ver la danza y a ti misma desde otra perspectiva, es como buscar el equilibrio constantemente, son métodos que te hacen más consciente de ti mismo y de lo que pasa alrededor tuyo, compartiendo tu energía con todos y recibiéndola de todos, atravesando el espacio y dejando que el espacio te atraviese a tí.

Hablar sobre el significado de la danza, para mí, es hablar de muchos aspectos. Podría decir sencillamente que la danza es lo que me hace feliz. Sin embargo, en estos años de dedicarme íntegramente a danzar, he descubierto que representa varios momentos y estados en mi vida, y no tendría uno sino varios significados para mí. Por ejemplo, significa estar presente o en conexión absoluta conmigo misma desde adentro hacia afuera y viceversa, desde la planta de mis pies hasta la punta de mis cabellos, es conectar con todo lo que me rodea: la tierra, el aire, los fluidos, la respiración, los latidos, los sonido, los olores. Es la conciencia del estado de tu cuerpo y tu mente, es disfrutar y ser. Es la sublimación de las emociones llevadas a un plano superior. La danza de uno es como el ADN, única en el mundo y por eso puedo concluir que mi danza es la más pura de mis verdades.

 

Texto extraído de la entrevista a Vania Farfán Huamán en Mayo, 2020. Adaptación a formato narrativo – Layne Romero. El contenido de éste texto ha sido aprobado por Vania Farfán Huamán. 

 

 

Vania Farfán / Foto: PUCP
“Cuerpos de agua” – Festival Andanzas 2016


Vania Farfán / Foto: Festival Antisuyuk
“Lunarios” – Ecuador 2018




VANIA FARFÁN HUAMÁN. Egresada de la facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional San Antonio Abad del Cusco. Más de 15 años dedicada al estudio, creación y pedagogía de la danza. Se ha formado y capacitado en Danza Contemporánea en Cusco, Lima, Costa Rica y Ecuador. Co directora del colectivo de danza contemporánea Kandunga y fundadora de Epicentro – Centro de artes. http://www.facebook.com/EpicentroCentrodeArtes/.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.